Cálculos renales

calculos renales
Índice
  1. Cálculos Renales
  2. Factores desencadenantes de los cálculos renales
  3. Relación de las clases sociales y los cálculos renales
    1. El sexo y los cálculos renales
    2. El clima / Cálculos renales
    3. los cálculos renales localización geográfica
  4. Síntomas de los cálculos Renales
  5. Medicina ortodoxa
    1. Diagnostico
    2. Laboratorios
    3. Ecografía
    4. Prevención
  6. Medicinas alternativas como tratamiento de los cálculos renales
    1. Terapia nutricional
  7. Terapia con plantas
    1. Fitoterapia
  8. Terapia física
    1. Hidroterapia
    2. Homeopatía en cálculos renales
    3. Medicina tradicional china

Cálculos Renales

Los cálculos renales, comúnmente llamados “piedras en el riñón” (litiasis renal), constituye una enfermedad muy común en la población en general. Un 70% de los pacientes con cálculos renales expulsa las piedras de forma espontánea y el 25% requiere de algún tipo de intervención.

Tras haber padecido un cólico renal, el riesgo de presentar un segundo episodio  es del 20-50% en  los 10 años siguientes.

Además de la dieta, se han involucrado otros factores  en el aumento de los cálculos renales:

Cálculos Renales

Factores desencadenantes de los cálculos renales

El aumento de los cálculos renales en las poblaciones occidentales se ha relacionado con una dieta rica en hidratos de carbono y en proteínas animales, y con carencias de fibra vegetal.

La incidencia de los cálculos renales o litiasis renal, es tres veces o cuatro veces mayor en los individuos de raza blanca que en los de raza negra.

Relación de las clases sociales y los cálculos renales

Los cálculos renales, es más frecuente en profesionales con un estilo de vida sedentario, que en los individuos que realizan trabajos físicos intensos, excepto que éstos se desarrollen  en condiciones de elevadas temperaturas y provoquen abundante sudoración.

El sexo y los cálculos renales

Los cálculos renales (litiasis renal) son dos veces más más frecuentes en los hombres que en las mujeres.

El clima / Cálculos renales

Los climas de mayor temperatura o calurosos favorecen la formación de cálculos renales, probablemente por la deshidratación  y la disminución de las cantidad de ola orina. Todos los factores mencionados se encuentran estrechamente relacionados. En cuanto a la edad, la mayoría de los cálculos renales aparecen en la vida adulta, con un pico de máxima incidencia alrededor  de los 30 años y otro cerca de los 60 años.

Este último se relaciona con infecciones de las vías urinarias, sobre todo en el género femenino, Existen varios factores implicados en la formación de cálculos renales, en la cual la estasis de líquidos, que es debida a estos factores, es el mecanismo común de producción de los mismos: la existencia  de infecciones que, aunque por si mismas no producen cálculos, pueden favorecer su formación, y la oliguria (disminución de la cantidad de orina).

los cálculos renales localización geográfica

La composición localización de los cálculos renales dependen del nivel de desarrollo económico, social y sanitario de cada área geográfica.

En zonas industrializadas son más habituales los cálculos de calcio y oxalato, y menos común los cálculos infecciosos.

La localización renouretral (en la unión del riñón y el uréter) es la más frecuente. El 75-85% de los cálculos son de calcio, y el 25% restante se distribuye entre los de ácido úrico, los de fosfatos amónicos magnésicos (originados generalmente por una infección urinaria) y los de cistina.

Síntomas de los cálculos Renales

El síntoma más frecuente de los cálculos renales es el dolor de tipo cólico renal, que comienza en la región lumbar derecha o izquierda, según la localización del cálculo y se extiende hacia adelante (zona anterior del abdomen) hasta llegar incluso a la region de los genitales.

Este dolor de tipo cólico se origina por el intento de  eliminar la obstrucción que representa el cálculo, por parte de la musculatura  de la vías urinarias que responden produciendo contracciones que el paciente percibe como una sensación dolorosa localizada en la zona de la obstrucción.

A veces el dolor de los cálculos renales, comienza cuando el paciente esta orinando, y en ocasiones se acompaña de náuseas y vómitos, molestias en la micción, necesidad frecuente y aparición de sangre en la orina (hematuria) que puede ser macroscópica si la sangre se aprecia a simple vista, o microscópica si no se observa a simple vista pero si en un análisis de orina.

Los cálculos renales constituyen la causa principal de cólico renal.

Medicina ortodoxa

Diagnostico

El diagnostico de  los cálculos renales incluyen análisis de orina y de sangre, estudios por técnicas de imagen y, a veces exploraciones más complejas.

En el análisis de orina, la presencia de cristales de calcio, fosfato, ácido úrico, etc. Puede indicar la composición del cálculo, para lo cual también es útil  el pH  de la orina. Asimismo, este análisis revela si hay bacterias o sangre en la orina.

Laboratorios

El análisis de sangre proporciona información sobre la repercusión del cálculo en el organismo y sobre el riesgo de que se formen más cálculos (función renal). Nivel de calcio, fósforo, ácido úrico, proteína, etc.

Entre las diversas técnicas de imagen, la radiografía simple del aparato urinario puede identificar imágenes opacas sugerentes de cálculos. El grado de opacidad depende de la composición y del volumen del cálculo. El 75-85% de los cálculos sin de calcio y, por tanto, radiopacos, por lo que pueden versen en una radiografía  simple.

Los cálculos de menos de 2 mm, o los que no son radiopacos (los de ácido úrico), no se ven en una radiografía simple; para identificarlos, es preciso recurrir a otras exploraciones.

La urografía intravenosa permite ver el riñón y las vías urinarias. Se utiliza para confirmar el diagnóstico de cálculos observados o sospechados en la radiografía simple.

Ecografía

En la mayoría de las ocasiones  la ecografía identifica los cálculos y determina su tamaño y localización. Aunque los que se encuentre en el uréter pueden ser más difícil de identificar. En casos excepcionales puede estar indicada la práctica de otras exploraciones como la pielografia ascendente o la endoscopia urinaria.

Tratamiento

En principio del tratamiento de la litiasis renal es médico, con el objetivo de que el cálculo sea eliminado por el propio paciente y expulsado al exterior a través de la vía urinaria.

El tratamiento del cólico renal tiene como objetivo  disminuir los síntomas agudos. Mientras haya dolor es preciso reducir el consumo  de líquidos  e iniciar el tratamiento con agentes espasmolítico, que representan los fármacos de primera elección ante un cólico renal.

Analgésicos

También puede ser útil los analgésicos antiinflamatorios no esteroideos tipo diclofenaco, para las litiasis renal si el cuadro se acompaña de náuseas o vómito, se requiere la administración de antieméticos.

Solo en casos de cólicos renales con fiebre es necesario la administración de antibióticos. En función de  la composición del cálculo se puede establecer un tratamiento específico, como la administración de diuréticos en los cálculos de calcio.

Si a pesar del tratamiento médico el cálculo persiste y ocasiona problemas, puede recurrirse a la cirugía.  Sin embargo, la elevada eficacia de las técnicas de destrucción  o fragmentación del cálculo mediante ondas de choque o litotricia, ya sea extra corpórea, ultrasónica, electrohidráulica o con láser, hacen que este procedimiento sea el más usado en la actualidad.

Prevención

Para prevenir la formación de cálculos renales se recomienda; consumo abundante de líquidos, comida frecuentes y en cantidades moderadas, y una alimentación variada sin abusar de productos  lácteos, proteínas y sal. No deben mezclarse en la misma comida carne, huevos y pescado, estos alimentos deben acompañarse de sedentaria y regular los hábitos intestinales, sin abusar de los laxantes.

Medicinas alternativas como tratamiento de los cálculos renales

Terapia nutricional

Dietética.

Es importante e imprescindible tomar agua en abundancia, más de dos litros al día. Si el calcio es componente de los cálculos, se debe reducir el consumo de este mineral (seguido de las indicaciones del especialista) y eliminar de la dieta los alimentos rocos en oxalatos (chocolate, fresas, acedera, ruibarbo, espinaca, uva, higos, moras, remolacha, espárragos). Si los cálculos renales son de oxalato o de fosfato de calcio, se debe acidificar la sangre y la orina y evitar la ingestión de  alimentos ricos en fosfatos (vísceras, menudillos, carnes, pescado, azucares, queso, fermentados, bebidas carbónicas, legumbres, y nueces).

En ambos casos, la dieta debe incluir básicamente frutas, verduras y cereales integrales. Es imprescindible eliminar las bebidas alcohólicas, el café, y el chocolate durante varios días después de un episodio agudo. A los pacientes con tendencia a padecer este tipo de dolencias se les aconseja una dieta con predominio de proteínas vegetales de alto valor biológico (legumbres, soja y combinada). Si quieres saber más de como eliminar los cálculos renales puedes ver este video.

Terapia con plantas

Fitoterapia

Están indicadas las plantas que estimulan el drenaje renal, en forma de tisana para incorporar agua al organismo. La raíz de la gatuña en extracto favorece la eliminación de urea; las hojas de la alcachofa y las sumidades floridas de la ulmaria, eliminan el ácido úrico; el rizoma de rusco y la raíz del hinojo estimulan la excreción de  cloruros, los estilos del  maíz eliminan los fosfatos y los oxalatos.

Para completar el tratamiento de la litiasis renal, se incluyen plantas con efecto relajante de los músculos de los conductos excretores, como la manzanilla, que se consume en infusión de sus flores y que a la vez es antiinflamatorio.

Cuando el mineral implicado en la formación del cálculo es el calcio se pueden utilizar los frutos del escaramujo y del arándano, pero éstos nunca deben emplearse en las crisis agudas. Están indicadas las tisanas de hinojo, maíz y ulmaria.

Terapia física

Hidroterapia

En los episodios agudos de dolor se aplican en la zona lumbar compresas calientes (20°C), que deben reponerse  constantemente para mantener la temperatura. También está indicado  el baño de asiento o el baño vital con agua bastante caliente. Después del baño se aplican compresas sedantes tibias (empleadas en infusiones relajantes) al paciente.

Homeopatía en cálculos renales

Las crisis agudas de la litiasis renal se tratan con remedios antiespasmódicos como Belladona, Colocynthis o Dioscórea junto con Árnica. En la fase crónica, además del remedio de fondo está indicados Berberís. Benzoic acidum que ejercen una  acción antiespasmódica.

Medicina tradicional china

La litiasis renal, son un ataque de humedad y el calor en la vejiga. El origen puede residir en el abuso de alimentos grasos, dulces y picantes o de bebidas alcohólicas.

El tratamiento de la litiasis renal consiste en purificar y metabolizar la humedad y el calor, provocar la expulsión de cálculos y la diuresis y activar la circulación energética para combatir el dolor. Para ello se utiliza farmacopea y acupuntura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *